Articles

El Hombre de Vitruvio (2)

In Estudiando a Leonardo, Innovación y Creatividad on enero 13, 2011 by Claudia Villatoro Etiquetado: ,


Lo confieso. Hasta hace unos años es que supe de este hombre. Ya había visto el dibujo pero no había reparado ni en su autor o significado y mucho menos en su proceso de realización. Toma su nombre de Vitruvrio, quién fue arquitecto de la antigua Roma, autor de la obra “Sobre la Arquitectura”, de la cual Leonardo se sirvió para su análisis sobre las proporciones humanas que dio origen al dibujo (conocido como “El Hombre de Vitruvio” o también como “El Canon de las Divinas proporciones” y se encuentra expuesto en la Galería de la Academía de Venecia).

Al verlo por primera vez, ubicamos su relación a la anatomía humana y quizá por eso no nos llame tanto la atención. Todos sabemos que Leonardo era apasionado de tantos temas y no nos sorprende otro más.

¿Qué hizo antes de hacer el dibujo? No puedo precisarles, pero de algo si estoy segura, Leonardo había pensado y estudiado mucho la obra de Vituvrio. Dibujando en su mente las propuestas del arquitecto hasta llegar al papel.

Puedo pensar en Leonardo, trabajando en su estudio (Milán en el año 1492 aproximadamente). Con pluma, lápiz, reglas y quien sabe cuánta cantidad de papel. Los escritos de Vitruvio abiertos, una tarde tras otra, haciendo pruebas, tomando de referencias las premisas del arquitecto y comprobándolas con sus trazos.

Vituvrio dejo un legado. Leonardo lo continuó. De eso se trata la historia. Así actúan los genios.

Espero que al ver dibujo sus mentes se vean fascinadas y viajen hasta la Antigua Roma y luego a Milán, pensando en estos hombres apasionados por crear un nuevo mundo.

En el archivo veran la imagen, donde Leonardo escribió notas,cuya traducción copio:

 “Vitrubio, el arquitecto, explica en su obra sobre arquitectura que la naturaleza dispone las medidas del cuerpo humano de la siguiente manera: 4 dedos forman 1 palma, 4 palmas son 1 pie, 6 palmas son un codo y 4 codos son la altura de un hombre. Y 4 codos forman un paso, y 24 palmas son un hombre. Y estas eran las medidas que usaba en sus edificios. Si abre las piernas de forma que su altura disminuya en 1/14 y extiende los brazos, levantándolos hasta que los dedos corazón estén a la altura de la parte superior se su cabeza, el centro de las extremidades extendidas estará en el ombligo y el espacio entre las piernas formará un triángulo equilátero”

¿Se animan a verificar?

 

Publicación anterior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: